Medidas de prevención de los trabajos de excavación

excavaciones madrid

Medidas de prevención de los trabajos de excavación

Los riesgos relacionados con las labores de excavación son varios y queremos repasarlos. Por ejemplo, eventuales derrumbamientos del terreno o desprendimientos de materiales. En las excavaciones en Madrid hay que ser muy cuidadosos también con otras cuestiones como la presencia de cables o las posibles inundaciones. Vamos a verlo todo en detalle en este post. 

Atender a la seguridad y a la calidad en los movimientos de tierras es clave para evitar estos problemas y riesgos que comentamos. Por eso mismo, hay que tener en cuenta una serie de precauciones previas.

Antes de encarar un trabajo de excavación de terrenos es fundamental analizar sus características, físicas y mecánicas. Se ha de conocer el lugar donde se va a trabajar con estudios geotécnicos que detallen el tipo de suelo sobre el que se van a realizar las obras.

Es imprescindible conocer con exactitud la localización de canalizaciones de gas, electricidad, saneamiento o agua. Se pueden apuntalar las tuberías previamente para evitar posibles perforaciones al comenzar las labores de excavación o reubicar todo el cableado subterráneo. 

Es clave por otro lado limpiar debidamente el área a excavar, eliminando vegetación, árboles y basura. También es importante comprobar el estado de las excavadoras de Olima.

Medidas extra de seguridad

Para la excavación de zanjas, si se van a superar los 1,30 metros de profundidad en terrenos sueltos, será considerada como peligrosa y habrá que adoptar una serie de precauciones especiales. Por ejemplo, asegurar la estabilidad mediante cortes verticales sin entibar. Además, en épocas de lluvia hay que revisar la zanja y todo el sistema de entibación. Si hay riesgo de inundaciones, serán instaladas bombas de achique.

Para los trabajos de vaciado hay que construir estructuras de contención. Suelen ser pantallas de pilotes o muros colgados anclados.

Por otro lado, debe preverse siempre el apilamiento posterior de los suelos excavados y colocar las correspondientes balizas y señales. También acometer el vallado de seguridad fijo en las zonas exteriores a la excavación. No podemos olvidar por supuesto los EPIs (Equipos de Protección Individual) de los trabajadores. Por ejemplo, chaleco reflectante, guantes, cascos, gafas y calzados especiales.

Etiquetas: