Materiales vistos, la tendencia que triunfa en interiores

Venta de materiales de construcción

Materiales vistos, la tendencia que triunfa en interiores

Tanto si eres un particular aficionado a las reformas como si te dedicas profesionalmente al mundo de la construcción, la albañilería y el interiorismo, seguro que eres consciente del gran auge que ha experimentado la denominada técnica “materiales vistos”.

En nuestro almacén especializado en la venta de materiales de construcción también lo hemos notado considerablemente al ver cómo el interés por cierto tipos de materiales para llevarla a la práctica iba en aumento. Por este motivo, hoy escribimos este post sobre esta tendencia en interiores que parece que ha venido para quedarse.

¿En qué consiste la técnica materiales vistos?

Pues, básicamente, esta técnica consiste en dejar a la vista materiales que se han utilizado en la construcción como ladrillo, yeso, cemento, madera… sin realizar ningún tipo de revestimiento que los oculte a la vista.

Sin duda, cuando pensamos en esta técnica, el ladrillo caravista o ladrillo visto es la primera opción que nos viene a la cabeza por ser la más popular, tanto para espacios interiores como exteriores. Y, efectivamente, se trata de un gran ejemplo, ya que consiste en que el ladrillo empleado en la construcción de un muro o una pared quede a la vista con fines principalmente decorativos.

Pero no es el único caso: baldas realizadas con pladur que lucen tal y como son, sin pinturas ni barnices que las ornamenten; vigas de madera con sus apliques metálicos de sujeción que ya no se ocultan si no que se realzan como elementos estéticos claves; yesos que quedan a la vista sin que sean tratados o escondidos bajo pintura…

Estos son algunos de los ejemplos que habitualmente podemos encontrar tanto en espacios interiores como también en exteriores. En el caso del interior de una vivienda o un local comercial, ¿qué objetivo persiguen?

Beneficios de esta técnica

Pues desde nuestra experiencia en la venta de materiales de construcción podemos decir que las motivaciones para recurrir a esta técnica son varias aunque destacamos:

  1. – Aportar un toque estético más urbano, industrial y underground a un espacio.
  2. – Abaratar el coste total de una reforma al evitar la realización de fases posteriores como el alisado de la pared y su consiguiente mano de pintura o papel. Aunque en este sentido, también tenemos que decir que, en algunos casos, los tratamientos aplicados después para conseguir un efecto concreto (por ejemplo, ladrillos pintados) puede ser todo lo contrario en términos económicos.
  3. – Acelerar los plazos de la obra al no ser necesarias fases posteriores como las citadas en el punto 2.
  4. – Conseguir un toque original y diferente que sea un contrapunto con la decoración general de una vivienda.

Es importante tener claro que, cuando se opta por esta técnica, tanto la maestría de los profesionales que la realicen como la calidad de los materiales de construcción elegidos deben ser máximas para conseguir un resultado realmente bonito y de calidad.

Por eso, si estás valorando reformar tu casa y dejar materiales a la vista en el salón, la cocina o alguna habitación, te recomendamos venir antes a vernos. Podemos asesorarte para que sepas cuáles son los mejores materiales para alcanzar el efecto final deseado. Pídenos presupuesto sin compromiso y en Olima estaremos encantados de poder ayudarte.